TODO LO QUE HAY QUE SABER

¡Por qué Eurologos ofrece precios tan bajos!

Podemos conseguir precios aún más bajos: ¡directamente con los freelance!

Cada oficina Eurologos puede indicar gratuitamente a sus clientes muchos traductores freelance con tarifas mucho más interesantes que las de la competencia más "económica". Además, se pueden encontrar directamente en Internet o en las páginas amarillas, por ejemplo. Estos traductores freelance trabajan muy a menudo para las agencias llamadas "buzón", a precios, por supuesto, más bajos. Pero tampoco rechazan servir directamente a las empresas: tienen razón al competir con estas agencias, sobre todo cuando su trabajo se entrega al cliente sin revisión lingüística, validación terminológica ni control estilístico (incluso de variante lingüística). Efectivamente, se denomina "buzón" a aquellas agencias que no añaden ningún valor al texto que reciben de los freelance y que lo entregan sin añadir más que ceros a la factura… Si, por tanto, los clientes quieren ahorrar a toda costa en la realización de sus traducciones, no tienen más que recurrir a esos freelance siempre que se ocupen de la gestión del proyecto, de la revisión lingüística y de la validación terminológica.

Los servicios de las multinacionales lingüísticas y de Eurologos

El Grupo Eurologos está formado por numerosas oficinas repartidas por todo el mundo (cada una para la lengua y variante lingüística propias) e interconectadas por Intranet las 24 horas del día. Por ejemplo, para el español disponemos de varias oficinas bien "glocalizadas": Eurologos-Madrid (para el castellano ibérico), Eurologos-San José y Eurologos-Buenos Aires (para el español latinoamericano). La producción lingüística no puede deslocalizarse: sólo los traductores, revisores, terminólogos, infografistas y otros localizadores que residan en ese lugar y trabajen en equipo dentro de la misma empresa (en este caso, Eurologos) pueden traducir un texto sin tacha y con la variante lingüística apropiada. Por eso las agencias "buzón" constituyen la negación absurda (desde el punto de vista comercial) y una faceta un tanto ignorante (en el aspecto traductológico) de la producción de "todas las lenguas": como mucho, pueden proponer únicamente él o los idiomas del país en el que están instaladas. A la empresa cliente, por tanto, le interesa recurrir a una verdadera multinacional de servicios lingüísticos, o bien directamente a los traductores freelance (controlando y validando, naturalmente), pero nunca a una agencia "buzón". Los clientes tendrían que poder asegurarse siempre de que la agencia de traducción no funciona como simple intermediario (inútil y parásito) entre el traductor (freelance) y la empresa meta.

La elección y los precios de Eurologos

Sea cual sea la combinación de lenguas necesarias que requiera la ocasión, otras lenguas meta (al menos cincuenta) deben preverse en otras circunstancias: la globalización económica lo exige cada vez más. Con el objetivo de salir del primitivismo profesional de los proveedores de traducciones exclusivamente locales, surgieron las multinacionales de servicios lingüísticos y de preprensa: cada oficina traduce, revisa, valida terminológicamente y ofrece en Intranet su propia lengua, a un precio igual o inferior al de cualquier otra agencia "buzón" monolocalizada en un solo país o en una sola lengua. Por ello, la rapidez y la fiabilidad lingüística no pueden sino maximizarse, igual que la potencialidad de producción. Lo mismo ocurre con la compaginación y la localización. En realidad, los precios de estas agencias multinacionales sólo son superiores a los de los freelance. Pero no por los servicios mismos (cantidad y calidad). Además, como cada traducción se debe configurar en los servicios one to one (cada texto, cada combinación de restitución, cada tecnolecto específico, cada cantidad para traducir, cada plazo, etc.), el precio —como es de imaginar— no puede más que calcularse en el plano ¡cuantitativo! En las horas siguientes al encargo, el cliente de Eurologos recibe una oferta específica, precisa y firme… Como se estima que el producto de la traducción no es —en definitiva— realmente muy conocido, no hay que dudar en llamar por teléfono o concertar una cita en donde se encuentre para recibir todas las respuestas a las preguntas que se planteen, incluso acerca de otras multinacionales que son verdaderos competidores de Eurologos (y con presencia en el mercado cercano). También es muy aconsejable echar un vistazo a nuestra página Web y ojear algunas de las newletters donde se presentan casos de nuestros clientes (más de 8000 de todo el mundo) y traducciones similares.