¿QUÉ ES UNA TRADUCCIÓN EXCELENTE?

La traducción «fiel y bella» y no «bella y fiel»

La primera característica de una traducción excelente es, sin duda alguna, su fidelidad.
Tanto en el plano semántico como en el terminológico y morfológico, la transposición de un texto en un idioma distinto debe garantizar una perfecta fidelidad de la traducción respecto al original.
La segunda característica, ni que decir tiene, es la precisión en el plano de la restitución de la pertinencia y de la belleza estilística.
Entonces, en primer lugar la fidelidad y después la belleza.
Por otro lado, la idea generalizada es que la belleza constituye el primer valor que a menudo hipoteca, incluso de manera cronológica, la naturaleza final de la traducción.
Este error proviene de aquella larga tradición de las «belles infidèles», las traducciones realizadas por escritores excelentes que no conocían suficientemente las lenguas extranjeras a partir de las cuales trabajaban.

La belleza constituye un valor absoluto e ineludible con la condición de que haya fidelidad

Eurologos no tiene ninguna intención de desvalorizar la belleza estilística: ¡nosotros incluso cuidamos el geoestilo gracias a nuestras agencias glocalizadas! No obstante, si una traducción no resulta fiel, ¿cómo puede aceptarla el cliente?
En efecto, la dificultad de una traducción excelente consiste en la perfección estilística habiendo restituido en primer lugar sus connotaciones fácticas en según el geomarketing de la lengua meta.

La bella humildad y no la modestia de la traducción fiel