CARTA EDITORIAL Y GRÁFICA

El modo de empleo de una empresa o institución (incluso pequeña)

Cada empresa o institución pública, aunque sea pequeña, debe disponer siempre de una Carta editorial y de una Carta gráfica. Incluso si tan solo es para establecer su posicionamiento, sus productos y servicios y para garantizar una continuidad a su comunicación, aunque sea modesta.

Por otro lado, el fundamento de una empresa toma sus orígenes de forma sistemática de estas dos cartas. Y eso, incluso de manera implícita, cuando éstas todavía no están realmente redactadas.

De hecho, no podemos comunicar eficazmente las actividades, los productos, los servicios, toda la vida de una empresa, si estas dos cartas no están claramente concebidas y definidas.

La Carta editorial y la Carta gráfica tienen su origen en la Línea editorial que es intrínseca a la fundación de una empresa, a la formación inicial de sus ideas que el empresario atribuyó al principio.

Como su propio nombre indica, las dos cartas tratan referencias conceptuales (editoriales) e iconográficas (gráficas, simplemente) que se convierten en los dos puntos de referencia principales de toda comunicación en el tiempo.

Eurologos: toda la comunicación a partir de las Cartas