LÍNEA EDITORIAL

La madre de todos los documentos de marketing

Cuando se funda una empresa, se redacta (al menos de forma implícita) la línea editorial.
La «línea editorial» es por ello el concepto fundador de toda empresa o institución, la madre de todos los documentos de marketing.
La línea editorial es la primera descripción de la actividad de una empresa en su formulación inicial, en la formación de la idea empresarial de donde surge el fundamento de sus productos y servicios.

De esta manera, la línea editorial, a pesar de que su definición pueda formularse y redactarse incluso por una tercera agencia de marketing, es propia del grupo que dirige la empresa (o institución) en cuestión y está bajo su responsabilidad intangible.
Así, es esta dirección la que se considera centro de sus procedimientos tanto en el plano productivo como en el organizativo. Conforme a esta línea la dirección dispone (por definición) de su objeto justificativo y su razón de ser.

Por ello, de la línea editorial derivan el posicionamiento, las actividades, los productos, los servicios, el saber hacer y la organización estructural de toda empresa o institución.
Al igual que evolucionan los mercados, la línea editorial también debe transformarse y desarrollarse.

Los dos primeros documentos de marketing que derivan de ello son, para la comunicación, la Carta editorial y la Carta gráfica.

De la línea editorial derivan la carta editorial y la carta gráfica